NUEVAMENTE FUE FRUSTRADA UNA EXTORSIÓN TELEFÓNICA EN EL MUICIPIO DE CALVILLO

CALVILLO, AGS.-Gracias a la confianza de la ciudadanía y el oportuno reporte que se realizó al Servicio de Emergencia 911, así como la inmediata reacción de la Policía Estatal y de la Policía Municipal de Calvillo bajo el esquema de Mando Único, así como de la Policía Cibernética, se evitó una extorsión telefónica en la que exigían a familiares de un trabajador 300 mil pesos para liberarlo, ya que supuestamente lo tenían privado de su libertad.

Fue una mujer de 29 años de edad la que acudió a pedir ayuda a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio de Calvillo, toda vez, que minutos antes había recibido varias llamadas de los números 4651139633 y 8112861300, en los que le indicaban que tenían a su esposo secuestrado y le exigían 300 mil pesos a cambio de su liberación y para no hacerle daño.

Explicó que al colgar, comenzó a reunir la mayor cantidad de dinero posible e incluso se comunicó con sus hermanos para pedirles un préstamo, sin embargo, uno de ellos le indicó que lo más conveniente era pedir ayuda de la policía, por lo que decidió reportar la situación directamente en la comandancia.

En ese momento, los oficiales le hicieron saber que no efectuara ninguna transacción monetaria, toda vez que seguramente se trataba de una extorsión telefónica y de manera coordinada, policías estatales, municipales de Calvillo e integrantes de la Policía Cibernética, comenzaron a efectuar diversas acciones para localizar a Felipe, de 39 años de edad, quien no contestaba su teléfono celular.

Luego de varios minutos, Felipe fue localizado sobre la avenida Prolongación Independencia, en la colonia Las Flores de aquella cabecera municipal, observando que se encontraba hablando por teléfono, por lo cual se aproximaron a él y le indicaron que colgara la llamada, tras lo cual pudieron platicar con él sobre lo sucedido.

En ese momento, la víctima refirió que una hora antes había recibido una llamada, en la que supuestos integrantes de un grupo delictivo le dijeron que estaba en problemas, ya que lo habían reportado por dar información sobre sus actividades y que si no seguía las indicaciones que le daban al pie de la letra, lo iban a “levantar” a él o a su familia.

Fue así, que por su propio pie decidió salir de su domicilio sin avisarle a sus familiares e incluso por indicaciones de los delincuentes, adquirió un teléfono celular en una tienda de conveniencia; en ese momento los policías le indicaron que su familia estaba bien y le explicaron la manera en la que operan estos delincuentes, tras lo cual lo pusieron en contacto con su esposa.

Finalmente, Felipe se reunió con sus seres queridos, quienes agradecieron la intervención, tanto de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, como de la policía municipal de Calvillo y la Policía Cibernética.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: