FRUSTRAN POLICÍAS EXTORSIÓN TELEFÓNICA

AGUASCALIENTES, AGS.- La inmediata reacción de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, de la Policía Cibernética de la SSPE, así como de la policía municipal de Aguascalientes y el oportuno reporte de una de las empleadas de la tienda departamental Coppel, evitó que se consumara una extorsión telefónica en la que le solicitaban 100 mil pesos a un operador de la línea de autobuses “Futura”, a cambio de no hacerle daño a su familia a quien supuestamente tenían vigilada.

El afectado de nombre Crisantemo informó que en el transcurso de la noche recibió una llamada telefónica en la que un individuo que dijo ser integrante de un grupo delictivo le indicó que desde hace días tenían vigiladas a sus hijas, por lo que conocían cada uno de sus movimientos y horarios.

La persona al teléfono le ordenó que se trasladara junto con su esposa al hotel con razón social Asturias ubicado en la carretera Panamericana y se mantuviera en la línea, sin embargo, más tarde les indicaron que se cambiaran al hotel denominado “La Cascada”, reiterando una y otra vez que si se comunicaban con sus seres queridos o con la policía, le quitarían la vida a sus hijas y les exigieron 100 mil pesos a cambio de no hacerles daño.

Ante dichas amenazas, Crisantemo y su esposa de nombre Arely, se trasladaron a la tienda departamental Coppel ubicada en el cruce que forman las avenidas De los Maestros y Aguascalientes para solicitar un préstamo y poder realizar el depósito que les exigían los delincuentes.

Fue la trabajadora de dicho establecimiento, quien detectó que se encontraban muy nerviosos y desesperados por obtener el dinero a la brevedad, por lo cual, se comunicó con la gerente del lugar y a su vez al Servicio de Emergencia 911 para solicitar la intervención de la Policía.

En cuestión de minutos, policías estatales, integrantes de la Policía Cibernética de la SSPE y de la policía municipal de Aguascalientes, acudieron a dicho establecimiento, donde se entrevistaron con los afectados, haciéndoles saber que se trataba de una extorsión telefónica y les brindaron la orientación necesaria.

Asimismo, Crisantemo pudo comunicarse con sus familiares así como con su jefe directo, quedando más tranquilo, sin que se efectuara ningún depósito, por lo que agradeció la oportuna intervención de la Policía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: