SE FRUSTRA EXTORSIÓN TELEFÓNICA EN SU MODALIDAD DE SECUESTRO VIRTUAL

COSÍO, AGS.-  Una vez más, elementos de la Policía Cibernética de la SSPE en coordinación con la Policía Municipal de Cosío, evitaron que se consumara una extorsión telefónica, en la que se comunicaron con un sexagenario y mediante engaños, lo presionaron para que saliera de su domicilio sin decirle a sus familiares para luego trasladarse a un hotel, mientras tanto, se comunicaron con sus seres queridos para exigirles dinero, haciéndoles creer que lo tenían secuestrado.

Los hechos se registraron alrededor de las 14:15 horas, cuando en el Servicio de Emergencia 911, se recibió el reporte de que una persona de sexo femenino había recibido una llamada en la que un sujeto, que dijo ser integrante de un grupo delictivo, le informó que su papá de nombre Manuel, de 67 años de edad, estaba secuestrado y exigía que le depositaran 50 mil pesos para no hacerle daño.

Al conocer la situación, los policías municipales de Cosío e integrantes de la Policía Cibernética, se trasladaron al domicilio de la afectada, donde se entrevistaron con los familiares de Don Manuel, indicándoles que seguramente se trataba de una extorsión y que no efectuaran ningún depósito, toda vez que realizarían todas las acciones para localizarlo a la brevedad.

De inmediato, Policías Estatales y municipales comenzaron a recorrer plazas, sitios públicos y hoteles, mientras que elementos de la Policía Cibernética efectuaron diversas acciones para su localización.

Derivado del trabajo conjunto, Don Manuel fue localizado en el interior de un negocio con razón social “Hostal El General” ubicado en la calle Álvaro Obregón.

Cuando los policías ingresaron a la habitación, detectaron que Don Manuel se encontraba en medio de una crisis nerviosa, por lo que comenzaron a dialogar con él para tranquilizarlo, informándole que sus familiares se encontraban bien y que todo había sido un engaño, explicándole la manera en la que operan los extorsionadores.

Al ser cuestionado, Don Manuel refirió que recibió una llamada telefónica en la que amenazaron con hacerles daño a sus familiares si no seguía las indicaciones que le daban al pie de la letra y le ordenaron salir de su casa con la instrucción de hospedarse en algún hotel.

Finalmente, el sexagenario fue abordado a la patrulla y trasladado con sus familiares, quienes agradecieron el apoyo de los uniformados, por lo que pudieron reunirse nuevamente con él sin que se realizara depósito alguno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: